Elogio del “Tiempo Loco”

“Qué tiempo loco” “qué calor” “qué frío” “no quiere llover” “no para de llover” El problema social del tiempo nos resulta tan inherente como el tiempo mismo. Nadie se  extraña ante comentarios como estos. Es más, podría decirse  que, en algunos casos, nos sorprenderíamos por la ausencia de dichos comentarios.

Piso de Edificio (Ascensor)

Estudiante: ¿Cómo estas Armando?

Portero: Acá andamo, che, ¿bajas?

Estudiante: si… ¿Calor?

Portero: ¡si!

Estudiante: Que tiempo de mierda…

Portero: el problema no es el tiempo flaquito, el problema es la gente pelotuda que hace más denso el aire. La gente que repite siempre lo mismo creyendo que los demás son maquinas bobas que reproducen en serie igual que ellos. Si te sentís ofendido me chupa un huevo. Me bajo en este piso. Chau.

Estación de servicio (Surtidores)

Gringo: ¡lléname el tanque papi!

Playero: bueno.

Gringo: dicen que en la sierra estaba lloviendo.

Playero: mira vos…

Gringo: si, dicen que esta noche capaz venga tormenta. Puede ser, ¡che! Para colmo este viento de mierda viste el guadal que hace en el campo… ¿No sabes que dijo el del pronostico?

Playero: No. No me interesa. $76 lo tuyo. No tengo cambio de cien así que dame justo.

Alguien dijo que “nos pasamos el tiempo hablando del tiempo” y puede que sea cierto. Sin embargo cuantas charlas, apuestas, amores, rencores y pasiones nacieron y perecieron gracias a la maldita tormenta y al fucking calor. Se sabe de gente que hipoteco la casa en apuestas meteorológicas o  El tipo que se paso trabajando todo el verano en una rotisería de la ciudad de Córdoba sin quejarse nunca del calor. Las sudadas lenguas dicen que la rotisería estaba en la peatonal y que cubría el horario de 10:30 a 15:45.

Pero para todo, como era de pensarse, hay un curro. Es el caso de los meteorólogos de los Noticieros o informativos. Nadie duda (¿o si?) sobre sus conocimientos científicos, pero leer el informe climatológico diario obtenido desde el servicio meteorológico nacional no es demasiado científico. Lo científico esta en arriesgarse y desfasarse un poquito, poco o mucho del servicio meteorológico. He aquí el conocimiento nuevo o académicamente llamado “conocimiento científico”. El que arriesga no pierde. Gana adeptos. Cuando todos los demás digan que no lloverá en una semana, el meteorólogo arriesgado dirá  que las lluvias torrenciales generaran, por lo menos, inundaciones. Si se sigue el precepto popular de que “el tiempo esta loco”, alguna vez le va a pegar y será el único genio. Es como el Prode; si queres ganar,  al sentido común guárdatelo en el bolsillo.

En mi barrio siempre hubo “pronostico de autor”. La explicación se puede resumir en una frase: “Si lo dice Federico Norte. Diga lo que diga este “pronosticador” sucederá por más osado que sea. Si el 27 de diciembre Federico Norte dice año nuevo con nieve. Todos abrimos el ropero en busca del gamulan. Conozco gente que fue a comprar “kerosene” para la estufa a mediados de enero porque Federico Norte había dicho tan sólo  “descenso de la temperatura”.

Sin embargo tipos como estos o la eterna Nadia Zyncenko no generan ningún tipo de empatía. En sus bocas la frase “parcialmente nublado” carece de interés. Se familiarizan tanto que resultan de rutina, como poner la pava. Queridos Meteorólogos: Sino es en el contenido que sea en la forma.

Modelo estético de “interesantísima” meteorología es esta señorita sueca que le da ritmo a las tormentas y armonía a la humedad relativa ambiente en busca de una (nuestra) mejor sensación térmica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: